Bando Seo

Si tienes un blog, no hace falta que te lo diga: el vídeo te interesa. Y mucho.

cabecera video marketing

Imagen de Shutterstock - ©inspiring

Pocas veces me permiten escribir sobre lo que el vídeo ha representado para mi blog y lo que día a día representa para todos aquellos que escriben en el suyo sobre una temática especializada y desean conectar con el mayor número de usuarios posible.

Hablo de atraer, de seducir y de retener, de convertir y de posicionar. En definitiva, de todo lo que el vídeo puede hacer por nuestro blog y nuestra marca. No nos escondamos detrás de excusas baratas, es hora de ponerse manos a la obra… delante de la cámara.

¿Qué encontrarás aquí?

  • Ventajas del vídeo marketing para el blogger
    • 1. Ganarte la confianza en un sólo post
    • 2. Generar muchos más leads en la mitad de tiempo
    • 3. Vende tu infoproducto y aumenta tu lista
    • 4. Mejora el SEO
    • 5. Aumenta tu visibilidad
  • ¿Cómo encajar el vídeo en mi blog? Estrategias para empezar hoy mismo
    • 1. El vídeo como contenido de valor
    • 2. Los tutoriales, fuente inacabable de visitas
    • 3. Entrevistas a bloggers importantes
    • 4. Captación de tráfico de calidad
  • Conclusiones

Ventajas del vídeo marketing para el blogger

No voy a caer en topicazos como que el vídeo genera más confianza o que emociona a mayor velocidad que cualquier otro tipo de contenido. Son todos ciertos, no diré otra cosa, pero creo que no estamos aquí para convencernos de lo útil que es el vídeo a nivel publicitario para nuestro blog. Sino para aumentar nuestra visibilidad y aumentar nuestra lista.

Estamos aquí para pensar cómo incluir el vídeo en nuestra estrategia de contenidos sin que nuestra marca se vea perjudicada en el camino.

Lo que el vídeo es capaz de conseguir en 30 segundos no lo consigue el mejor de los posts, sobre todo si hablamos a nivel emocional. Y te lo dice un tipo de dos metros que lloró con un spot de coca-cola. En serio.

1. Ganarte la confianza en un sólo post

Todavía me llaman la atención esos bloggers que dedican tiempo y esfuerzo en diseñar textos que les ayuden a conectar a nivel personal con sus suscriptores, cuando en mi opinión el vídeo lo hará de una manera mucho más rápida y efectiva.

Me da igual que te trabes al hablar, o que le des alguna vuelta a lo que quieres decir; nada dejará más claro quién eres a nivel personal que un vídeo en el que te muestres de una manera natural y cercana.

Puedes aparecer con tu pareja, tu familia o tus mascotas. Puedes hablar de tu proyecto o limitarte a lo que te gusta hacer en tu tiempo libre. Pero piensa que estás mirandodirectamente a los ojos de alguien que no te conoce absolutamente de nada y que en un futuro podría acabar siendo quien compre tu producto o servicio.

2. Generar muchos más leads en la mitad de tiempo

Vale, no quería decirlo, pero no me queda más remedio: el vídeo genera el doble de confianza en la mitad de tiempo.

Pues válete de eso.

En mi caso, el “cara a cara”es mi punto fuerte, no lo niego, por lo que siempre intento llevarme al lector de mi blog hacia un encuentro en vídeo, ya sea asistiendo a un training gratuito, o bien teniendo una sesión gratuita en la que hablemos ambos sobre su proyecto.

Si un usuario no sabe si el lead magnet que le ofreces es para él, déjaselo claro con un vídeo. En medio minuto puedes decirle qué va a solucionar al descargárselo o al acceder gratuitamente, el tiempo que le va a robar y lo bien que va a estar después. Nada convence más que alguien ofreciendo un producto en el que realmente cree.

Y crees en tu producto, ¿verdad?

Además, puedes valerte de algún testimonio en vídeo de personas que ya lo han descargado y gracias a él han solucionado ese dolor que comentábamos antes. Es tan obvio que debe funcionar. A la fuerza.

3. Vende tu infoproducto y aumenta tu lista

“Si no lo veo no lo compro”. Esa es mi adaptación de la famosa frase “si no lo veo no lo creo”, y es que hoy en día si no te vales de la imagen para vender tu producto está literalmente tirando tu tiempo.

Pero, ¿y cuando tu producto es en realidad un servicio?

En ese caso no se trata de montar un producto, que también (el producto eres tú y tu conocimiento), sino de conseguir hacer entender al suscriptor o nuevo lead que lo que ofreces es interesante para su proyecto.

Es lo que le digo a mi madre cuando me pregunta que a qué me dedic++o: “Mamá, mi trabajo es (entre otras cosas) crear cursos, encontrar a la gente que le interesa comprarlos, y dejarles claro lo que les ofrezco”.

Y hay toda una ciencia detrás de eso.

Pero siempre con el apoyo del vídeo. No es que me dé pereza escribir o maquetar páginas; para nada. De hecho pienso que aunque el protagonista sea el vídeo siempre debe apoyarse en otro tipo de información que no debemos mostrar en él por el simple propósito de no agobiar o cansar. Se trata de que el vídeo lo va a dejar todo más claro en menos tiempo.

¿Quieres saber cuando creció mi lista de manera descomunal? Con los lanzamientos en vídeo de mis cursos más importantes.

Fue con estos lanzamientos cuando creé un training de cuatro clases en vídeo, siguiendo la estructura de Jeff Walker, y lo combiné con una campaña de Facebook Ads.

Los benditos embudos de conversión, pero ese es otro tema.

El caso es que al ofrecer algo basado en vídeo y promocionarlo también de esta forma, conseguí que mi lista prácticamente se duplicase en muy poco tiempo.

Ojo, es mucho trabajo. Aunque merece la pena.

imagen mailchimp pepe romera

Así ha crecido la lista de suscriptores de Pepe tras utilizar el vídeo como herramienta para el lanzamiento de sus cursos más importantes.

4. Mejora el SEO

Si no le das importancia al vídeo, también se la estas restando al SEO, si es que es el posicionamiento de tu blog lo que te preocupa ahora mismo.

Solo el vídeo ya puede ayudarte dentro de tu campaña de SEO, por diferentes motivos. Sin meternos en la estrategia de posicionamiento de los vídeos (VSEO), que es otra cosa y muy divertida, darte un par de datos:

1. Un vídeo en tu post mejora el SEO del mismo.

Si ofreces un buen vídeo con tu post, en el que ayudes a tu lector a entender de qué va el mismo (sin repetir exactamente el contenido), éste se quedará a verlo casi con total seguridad. Acabas de mejorar la permanencia en tu página y, por lo tanto, el porcentaje de rebote. De nada.

2. Youtube es el segundo buscador por detrás de Google.

Pero es que, además, ya sabes esa frase que les encanta a los gurús del marketing: Youtube es el segundo buscador por detrás de Google.

Esta frase sería cuestionable desde el punto de vista de que Youtube no es un buscador; es un portal de vídeo que, efectivamente, los usuarios usamos como buscador. Porque, ¿quién buscaría un tutorial escrito sobre cómo hacerse el nudo de la corbata?. Eso mismo pensaba yo. Esto significa que muchos futuros suscriptores a tu blog van a llegar hasta ti realizando búsquedas en Youtube.

Inciso: ¿Te has parado a comprobar cuántos resultados ofrece Youtube comparado con Google utilizando los mismos términos? Efectivamente, una décima parte en algunos casos. Esto hace que posicionar tus vídeos Youtube sea mucho más fácil que posicionar tus posts en Google, pero ofrece un poderoro valor: cuando consigas posicionar tus vídeos, aparecerás en la primera página de Google con la miniatura del mismo, lo cual atrae mucho más la atención que cualquier otro contenido.Voi-lá.

Entonces hazte un favor y empieza a crear un vídeo con cada post que escribas, aunque sólo sea por mejorar el posicionamiento de éste. Recuerda siempre enlazar tu canal oficial con tu web, y así poder añadir anotaciones a los vídeos que subas para enviar tráfico directo al post en cuestión.

5. Aumenta tu visibilidad

Incorpora el vídeo como elemento básico en tus publicaciones en redes. Ya sabemos que desde hace poco tiempo el vídeo es lo que más muestra Facebook, por lo que vas a tener probabilidades de llegar más lejos que con cualquiera de tus otras publicaciones.

Pero no sólo por eso.

El vídeo (digamos diario o semanal) te va a permitir llegar a mucha gente en distintos contextos y ámbitos, ya estén delante del ordenador en el trabajo, o navegando aburridos mientras esperan el metro. Vas a tenerlos siempre ahí.

No importa si son tips relacionados con tu sector, reflexiones sobre la vida moderna o una especie de vídeo-diario que te ayude a conectar con tu comunidad. El caso es que la gente debe estar acostumbrada a verte en pequeñas (pero interesantes) dosis de vídeo.

Y esto incluye cualquier otra red social que tolere el vídeo. Es decir: todas.

MULTIPLICA EL Nº DE GENTE QUE LEE TU BLOG

Con este eBook gratuito de plantillas de copywritingcrearás titulos que dispararán los clics en tus contenidos:

  • 77 Plantillas de títulos probadas que multiplicarán los clics.
  • Sacaras infinitas ideas crear tus propios títulos.
  • Con las palabras "mágicas" redactarás textos irresistibles.

En Snapchat o Instagram Stories tienes un filón para conseguir llamar la atención sobre tu día a día a todos tus seguidores. No se trata de estar siempre con el discursito corporativo en la boca, sino de darles la oportunidad de participar en tu vida aunque sea desde el punto de vista del espectador.

El día que publiques un post estarán todos deseando ir a leerlo, porque te han visto día a día gestando la idea, escribiendo, maquetando…

¡Si es que todo son ventajas!

¿Cómo encajar el vídeo en mi blog? Estrategias para empezar hoy mismo

Siempre que imparto una formación lanzo la misma pregunta…

“En serio, ¿por qué no estáis haciendo vídeos ya?”

Y las respuestas se repiten:

  • Creo que es caro…
  • Me da miedo quedar mal (o que quede cutre)…
  • No sé por dónde empezar…

Pero en este caso creo que podemos saltarnos todas esas barreras e ir directos al grano: ¿cómo empezar con el vídeo para mi blog?. No hay que agobiarse, ni tampoco venirse muy arriba. En estos casos siempre recomiendo probarlo todo, experimentar.. y después analizar qué ha funcionado mejor.

Yo os traigo, en mi opinión, algunas ideas para que al menos sepáis por dónde tirar a la hora de ubicar el vídeo en vuestra estrategia de contenidos.

(Si se os ocurre una mejor me encantará leerla en los comentarios)

1. El vídeo como contenido de valor

Ni un post sin su vídeo.

Escribe esta frase en un papel y pégatela en la frente. Bueno no, mejor en la pared, que si no no vas a ver nada.

Hay que darle la oportunidad al lector de consumir tu fantástico contenido de distintas maneras. Puede que un podcast les ayude a seguirte sin tener que leerte, escuchando tus posts en cualquier parte pero, ¿y si prefieren verte o seguir un vídeo para enterarse de qué va el contenido?

No es necesario que aparezcas siempre en cámara, si ésa es tu preocupación (aunque una breve presentación y despedida nunca viene mal); puedes optar por hacer un sencillo Powerpoint y exponer tu post como si de una breve charla se tratase. Los límites los pone tu imaginación, no tu presupuesto.

Un vídeo en cada post implica un vídeo trabajando en Youtube para llevarte tráfico a la web, por lo que ganas por todas partes. Pero ten en cuenta que la comunidad que vas construyendo en Youtube también debe comer, por lo que no descuides esta vía y crea contenido siempre que puedas.

(Briconsejo: Cuando crees un vídeo para tu post, estructúralo para que parte del mismo te sirva como “cebo” en redes; de esta forma podrás enviar tráfico también desde Facebook, Twitter o incluso Instagram directamente a tu web).

2. Los tutoriales, fuente inacabable de visitas

No podría estar dándote ideas sobre vídeo marketing sin citar los vídeo tutoriales. En este caso tenemos un vídeo que nos va a servir casi infinitas veces, porque por cada usuario que haya aprendido gracias a nosotros, siempre habrá otro que quiera aprender.

Y no olvidemos que al regalar nuestro conocimiento nos los estamos metiendo en el bolsillo. Nos lo estamos ganando. Cuando llegue el momento de aprender con alguien o recurrir a un profesional, será en nosotros en los primeros que piense.

Confianza, visitas, posicionamiento… no sé tú, pero yo creo que esto pinta muy bien.

A todo esto, ¿qué tipos de vídeo tutorial podemos encontrar en los blogs de hoy en día? Evidentemente, tiene mucho que ver con tu sector y tu comunidad, de si tienen tiempo o de lo compleja que sea la materia, pero al menos existen modalidades que más o menos se pueden adecuar a lo que hacemos.

Tipos de tutoriales:

Podríamos dividir los tutoriales en dos tipos, siendo generosos: los del mundo real y los de pantalla.

  1. Los del mundo real: son aquellos en los que mostramos cualquier cosa que se pueda tocar, desde hacer una receta de cocina hasta cambiarle el aceite al coche.
  2. Los de pantalla: estos irían más por enseñar a nuestros usuarios (o al que lo necesite) a usar, configurar o instalar cualquier tipo de software o programa que aparezca en una pantalla. (Aunque sea de nuestro teléfono).

Ambos casos tienen su parte buena y mala. Mientras que los tutoriales de “mundo real” tienen más mérito y ayudan a crear una marca natural, son más costosos de producir, en cuanto al equipo y tiempo necesarios para hacerlos. Por el otro lado, los tutoriales de software son más fáciles, prácticamente inmediatos, pero no funcionan tan bien a nivel viral.

Equipo básico para crear tu primer tutorial:

En base a lo visto en el punto anterior, necesitaremos un equipo básico para crear nuestros vídeo tutoriales.
Si los vídeos van a ser sobre algo real, necesitas (¡oh, sorpresa!), algo que grabe, algo que registre el sonido de cerca, y algo de luz. Para no liarnos con el tema de los presupuestos, te voy a dar tres claves low cost para que el dinero no sea la excusa:

  1. Usa tu teléfono. Cualquier teléfono relativamente actual graba al menos en 720 líneas (720p), lo cual es más que suficiente para tu vídeo. Además, reconoce las caras a la hora de enfocar, lo cual es una ventaja. Por favor: no olvides grabar en horizontal.
  2. Utiliza el manos libres. ¿Sabes ese cable que regalan con todos los teléfonos para hablar sin manos? Pues es un micro estupendo, así que aprovéchate y úsalo como si de uno de solapa se tratase.
  3. Aprovecha la sala de tu casa con más luz. No importa si es la cocina o el cuarto de la plancha. Puede quedar simpático mostrar algún elemento de la casa, o sencillamente adecuarlo para la grabación. No olvides tamizar la luz con alguna cortina o tela fina para que las sombras no sean muy duras.

Si por el contrario quieres grabar sin mostrarte a cámara más de lo necesario, creando tutoriales de software, necesitarás programas que te permitan hacer esto. Te digo los que uso yo:

Para capturar tu pantalla: Camtasia Studio

Un programa más que sencillo (sobre todo en Mac) que te permitirá grabar tu pantalla, tu webcam y tu micro… todo a la vez. Además, como editor de vídeo es bastante fácil también, aún sin ser un programa destinado a eso.

Para capturar tu smartphone: Reflector 2

Esta App de pago te permitirá hacer Airplay con tu equipo para poder ver en tu escritorio lo que suceda en el teléfono o tableta. Además, podrás grabar o directamente capturarlo con Camtasia.
(Briconsejo: Si quieres tener un checklist con todas las herramientas que yo uso para mis vídeos, puedes descargarla gratis en este enlace).

Consejos para triunfar haciendo tutoriales:

  1. Los tutoriales deben responder a una necesidad concreta. No te andes por las ramas ni le des vueltas al tema general. Intenta apagar esos fuegos que todos tenemos. Siempre recordaré aquel tutorial de hora y media sobre cómo configurar Mail Chimp que publicó mi amigo Omar de la Fuente. Lo vi dos veces seguidas.
    Y es que, cuando das con “el dolor”, la duración pasa a un segundo plano. Si me vas a explicar lo que quiero aprender, tendrás toda mi atención y todo mi tiempo.
  2. Otro consejo para estructurar tus vídeo tutoriales es seguir la clásica estructura de Tell-Show-Tell, que podríamos traducir como “Decir-Hacer-Repetir”. Para que nos entendamos, hablo de la clásica estructura de los programas de cocina, en los que los Chefs explican lo que van a hacer, luego lo hacen, y después repasan los puntos más importantes.

(Briconsejo: Yo añadiría siempre a esta estructura la CTA, Call To Action. De esta forma nos aseguramos de que, tras regalarles algo tan costoso como un vídeo, no se escapen sin suscribirse o dejar un comentario).
Por cierto, ¿has pensado ya cuál va a ser tu comentario en este post? wink

3. Entrevistas a bloggers importantes

Esto es algo que hemos visto muchas veces: bloggers entrevistando a bloggers.

Y es que es una técnica muy sencilla que además trae muchas visitas ya que, al fin y al cabo, mueves tanto tu comunidad como la suya. Como además tocas el ego de la otra persona (a todo el mundo le gusta que le hagan entrevistas, te lo digo yo) es muy fácil que te diga que sí.

¿Cómo realizar una entrevista a alguien influyente?

  1. Lo primero, debes analizar quién es realmente influyente en tu sector. Puede que la primera persona que te venga a la cabeza sea el/la clásico gurú, pero quizá deberías buscara otros bloggers que lleven algo más de tiempo que tú en el mundillo y que ya han creado una buena comunidad.
    (Briconsejo: fíjate en los comentarios de sus post y el número de interacciones que tiene en redes).
  2. Una vez tengas localizado al/la blogger de tu sector, debes lanzarle una oferta que no podrá rechazar, como hablar de su último producto, hacer una retrospectiva de su vida, o cualquier cosa que tanto él como tú consideréis interesante. En ese punto sólo te faltará concertar una cita y poneros manos a la obra.

Yo he realizado entrevistas tanto en directo como grabadas, y ambas tienen su puntito. Mientras que las grabadas se prestan a hacerlas por la mañana (con más luz) y a editar cualquier error, las entrevistas en directo permiten a los usuarios participar en directo, lo cual es siempre de agradecer, a la par que emocionante.

4. Captación de tráfico de calidad

Hemos hablado de posicionamiento, de retención, de engagement, de conversión… pero, ¿y qué hay del tráfico a mi web? Porque de ahí viene todo, no nos engañemos, amigos.

En mi caso la mayoría de tráfico que llevo a mi blog proviene tanto de mi lista (bendita lista) como de las redes sociales.

Es importante que ese tráfico, el que proviene de redes, sea de calidad, y para eso hay que tener en cuenta muchas cosas: desde el texto que usamos hasta las imágenes, los vídeos… en definitiva, la estrategia.

Sin entrar en pormenores, como la canción de Mecano, vamos a hablar de cómo usar el vídeo para captar tráfico de calidad a nuestro blog.

Vídeo en directo

La tendencia más en alza. A finales de 2016 vimos cómo Facebook Live y Periscope Producernos permitían emitir en directo desde cualquier punto y dispositivo.

Como ya he comentado antes, lo mejor de este tipo de contenidos es que generan muchísimo engagement e interacción, ya que la gente puede participar en directo en tus emisiones, lanzando preguntas, comentarios, o incluso interesándose por uno de tus productos a la venta.

Facebook Live

No me digas que no has visto a nadie últimamente emitiendo en Facebook Live, porque no te creería.
Facebook ha estado premiando con más visibilidad a aquellas páginas que se atrevían con la emisión en directo, por lo que muchas marcas se han lanzado al tema.

A través de software externo, como OBS Studio, podemos lograr emitir desde cualquier dispositivo, incluso desde un sistema profesional (como ya han hecho muchos medios estadounidenses, por ejemplo, para cubrir las últimas elecciones).

Periscope & Periscope Producer

Periscope llegó a Twitter para permitirnos mostrar nuestra vida en directo directamente en nuestra timeline. De esta forma, el streaming se incorporaba a nuestra rutina y dejaba de ser algo exclusivo de marcas y especialistas, aunque había que saber hacerlo bien, claro.

Luego, gracias a Periscope Producer y a OBS Studio, pudimos profesionalizar nuestras emisiones, marcando la diferencia entre aquellos que simplemente comparten su vida, con los que ofrecen entretenimiento y contenido de valor.

Instagram Live

Esto lo vamos a observar muy detenidamente en los próximos meses.

Instagram, en su afán por convertirse en la navaja suiza de las aplicaciones de consumo rápido, ha incorporado recientemente su propia versión de Snapchat, llamada Instagram Stories, y la posibilidad de emitir en directo sin salir de la aplicación.

Hablamos de Instagram Live.

La pega es que visto lo visto, pocos usuarios están compartiendo buen contenido en este formato de Instagram, por lo que muchos otros consumidores nos desanimamos a la hora de entrar a ver lo que hacen en tiempo real los perfiles a los que seguimos.

Conclusiones

El vídeo ya llegó hace tiempo y lo hizo para quedarse. Lo vemos a diario, lo consumimos y lo compartimos. Lo usamos para aprender, para comunicar y, aún así, sorprendentemente no terminamos de usarlo en nuestros blogs.

Y eso tiene que cambiar.

Esto ya no es cualquier cosa. Estamos en 2017, “el futuro”, y cualquiera que quiera labrarse un mínimo hueco en el panorama del blogging tendrá que hacerse fuerte en todos los contenidos, incluyendo el vídeo.

Raro será el blog que no tenga un canal de Youtube en condiciones, que no publique periódicamente vídeos en sus redes, y que no añada al menos un vídeo por cada uno de sus posts o páginas de suscripción a la lista.

Bueno, más que raro, será complicado de encontrar.

Desde aquí mi recomendación: lánzate con el vídeo marketing. Experimenta, prueba, equivócate y analiza pero, sobre todo, ponte manos a la obra, porque mientras tú tienes miedo de quedar cutre, otros blogs ya están haciendo vídeos que funcionarán mejor o peor, pero funcionarán.

¿Te has buscado en Youtube?

About author View all posts

Andres Torres

Gabriel Torres- Seo Colombia administracion y liderazgo en el posicionamiento web

Deja un comentario